En Coahuila, todos hemos sido testigos de un escandaloso fraude electoral en la jornada del pasado 4 de junio, cuando se elegiría al próximo gobernador. Desde el gobierno estatal de Coahuila, y con la complicidad de las autoridades electorales, se orquestó un robo a la voluntad democrática de los coahuilenses, que ese día expresaron un contundente rechazo y un hasta aquí a las trapacerías de los Moreira. El 4 de junio, los coahuilenses decidieron que su próximo gobernador fuera el candidato de Acción Nacional, Guillermo Anaya. Sin embargo, y en sintonía con la deshonestidad con la que han gobernado al ...Read More