LA RENDICIÓN DE CUENTAS Y LA TRANSPARENCIA EN EL ÓRGANO SUPERIOR DE FISCALIZACIÓN DEL ESTADO

Esta semana se entregó a la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado, el informe relativo a la auditoría practicada al Órgano Superior de Fiscalización de Aguascalientes (OSFAgs), correspondiente al ejercicio presupuestal 2016 de esa institución. Esta auditoría fue realizada por un despacho externo al gobierno, utilizando los procedimientos y normas autorizadas por las instancias fiscalizadoras del país, con el fin de contar con información objetiva y confiable respecto a la administración y manejo de los recursos públicos confiados al propio OSFAgs.

 

Los Diputados de la LXIII Legislatura del Congreso del Estado, a partir de la renuncia del ex Titular del Órgano Superior de Fiscalización, se dio a la tarea de evaluar la información y documentación relativa al proceso de entrega recepción de ese importante organismo estatal, ya que, constitucionalmente, es el responsable de fiscalizar el uso de los dineros asignados a las diferentes dependencias, municipios e instancias públicas de la entidad, y el cambio obligado del Titular, implicaba sostener o recuperar la confianza en el desempeño de esa institución.

 

El ejercicio representó una revisión exhaustiva de las cuentas del OSFAgs, y, en una primera ojeada a la misma, se detectó un ejercicio “irregular” de casi 16 millones de pesos. Cabe señalar que el  ex Titular revisado por esta auditoría, fue propuesto y designado por la Legislatura pasada, cuya mayoría estaba controlada por el PRI y su aliado el Partido Verde. La calidad de los servidores públicos a quiénes se les confían estas importantes tareas de supervisión de los recursos públicos es fundamental para su propósito central de detectar y señalar posibles actos de corrupción; luego, sí ellos incurren en irregularidades ¿a dónde se va la confianza ciudadana? De ahí la relevancia de éstas acciones de auditoría encabezadas por la representación popular de los Diputados del Congreso.

 

Es necesario estar muy al pendientes  del desarrollo de esta revisión a las cuentas del Órgano Superior de Fiscalización del Estado, no dejar pasar la evolución de estas acciones de supervisión y rendición de cuentas, de transparentar el manejo de los recursos públicos que son aportados por la población toda, no sin un grande sacrificio y esfuerzo permanentes.

 

Desde mi responsabilidad y cargo, estaré informando por éste medio a ustedes, sobre el avance de este tema y los derroteros que vaya tomando. La lucha contra la corrupción es una labor de todos.